ATP 250 Napoli: cronología de un torneo fallido

Por Tomás Ressa. Director del medio.

El retraso del inicio del evento porque las canchas aún no estaban terminadas, la negación de un Wild Card para la leyenda del tenis nacional Andreas Seppi, las quejas de los jugadores sobre los hoteles. En este artículo repasamos los percances que ha tenido el ATP 250 de Nápoles, sobre los que la Federación Italiana aún no se ha pronunciado.

En el contexto de un cambio de calendario por parte de la ATP, reemplazando los torneos en China con eventos en Europa, hay un campeonato que se ha destacado de los demás y no precisamente por las buenas noticias. El ATP 250 de Nápoles, que lleva inscripto solo un año para albergar un evento de esta categoría, comenzó dando la nota cuando, a pocos días de su inicio, aún no contaba con sus pistas en condiciones óptimas para que se jugaran los partidos.

Nada más alejado de la realdiad. Los jugadores estaban furiosos con la organziación. Los periodistas acreditados subían material a las redes sociales. Todo parecía irreal. Las canchas estaban en condiciones “terribles”, con grietas. Las pelotas, apenas picaban.

Tan sólo se habían jugado seis partidos de ocho de la qualy. La situación era insostenible. Dadas las fuertes demandas, el cuadro principal comenzó el martes, mientras que la qualy tuvo que finalizar el Lunes. Algunos tenistas se negaron a seguir jugando y muchos calificaron las condiciones como las peores del año en un torneo ATP.

Para resolver sobre la marcha, la organización tuvo que cambiar la superficie, por lo que hubo que esperar hasta el final del ATP 250 de Florencia, en la que se impuso Felix Auger Aliassime (13°) contra JJ Wolf (75°) por doble 6-4, para desmontar el terreno de juego y empezar a trasladarlo hasta el sur de Italia.

Andreas Seppi, un “desperdicio”

Seppi ha sido uno de los grandes pilares del tenis italiano en las últimas décadas, como Fabio Fognini, Paolo Lorenzi y Simone Bolelli. Terminó 15 temporadas consecutivas en el Top 100 (2005-19), alcanzando el número 18 el 28 de enero de 2013 después de alcanzar el 4R Australian Open. También ganó 3 títulos individuales en 3 superficies diferentes: Eastbourne 2011 en hierba, Belgrado 2012 en tierra batida y Moscú 2012 en pista dura.

Más allá de los resultados, Seppi plantó una escuela en su país, siendo la inspiración de Jannik Sinner, hoy por hoy el mejor jugador italiano en el circuito. Incluso se han filtrado momentos en los que Andrea aconsejaba a Sinner en el inicio de su carrera.

Después de anunciar su retiro del tenis, Seppi quiso hacerlo con estilo y como corresponde a un momento de su grandeza: jugar un torneo oficial frente a su gente. Su basta trayectoria y su legado no fueron suficientes para la Federación Italiana que en esta ocasión ha olvidado todo lo que Seppi le ha aportado al deporte blanco en su país.

“Me hubiera gustado jugar en los torneos de Florencia y Nápoles para decir adiós al tenis, pero desafortunadamente la Federación Italiana de Tenis no me lo permitió, alegando que ‘dar un comodín a un tenista retirado sería un desperdicio'”, escribió en su cuenta de Instagram Andrea Seppi, visiblemente molesto con el trato recibido por la Federación.

Las críticas de los aficionados no se hicieron esperar, añadiendo un nuevo problema para el torneo de Nápoles y cuestionando también la imagen positiva que traía la Federación Italiana de Tenis. Pero esto no sería el final.

Un jugador sin alojamiento

El caos y lo bizarro llegarían a su climax cuando el tenista colombiano Nicolás Barrientos, explotó a través de sus redes sociales, tras hacer público el escandaloso trato que se le reservó durante su llegada al ATP 250 de Nápoles.

El sudamericano dijo que ayer, cuando regresó al hotel alrededor de las 5 p.m., encontró todas sus pertenencias y las de su esposa en el vestíbulo, “mal empacadas y varias cosas tiradas al piso”.

Barrientos se descargó en su cuenta de Twitter, donde afirmó: “¡Esto llenó la taza! ¿Cómo puede suceder esto en un ATP 250? Ni siquiera en un Challenger me había pasado”, comenzaba el hilo en el que relataba lo sucedido.

Detallaba el mal accionar del alojamiento: “Reviso mi correo electrónico y veo un correo electrónico que llegó a las 4 pm, mientras jugaba, advirtiéndome que tenía que cambiar de hotel nuevamente. Ya me habían cambiado una vez el segundo día de mi llegada al torneo”.

“Nada de esto es casual, la mala organización y planificación de este torneo ha hecho imposible lidiar con todos los problemas que surgen todos los días”, agregó Barrientos.

A pesar de los papelones y las desprolijidades acontecidas durante la semana, la ITF aún no ha emitido ninguna declaración oficial al respecto. La licencia del torneo de Nápoles, que ha resultado dantesco, corre serios riesgos de no ser renovado. Perdieron credibilidad y seriedad, aunque quien realmente perdió fue el tenis con una semana olvidable y que debe servir de ejemplo para no repetirse.

 

 81 total views,  1 views today